“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”. Marcos 16:15-16

¿QUÉ ES EL BAUTISMO?

El bautismo es una ordenanza instituida por Jesucristo, consiste en la sumersión del creyente en agua. Esto debe hacerlo un ministro autorizado por la iglesia Cristiana.

¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE BAUTISMO?

El bautismo es símbolo que representa la experiencia espiritual de conversión que el nuevo creyente ha tenido. Esta experiencia, es esencia, es una muerte, una sepultura y una resurrección a una vida nueva. En el creyente se repite, espiritualmente, lo que fueron acontecimientos reales en Jesús, es decir Jesús murió, fue sepultado y al tercer día resucitó. De manera que el bautismo tiene un significado espiritual. El bautismo representa, exteriormente lo que el Nuevo creyente experimentó interiormente en la salvación. Romanos 6:3-11; Colosenses 2:12

¿QUIÉNES PUEDEN SER BAUTIZADOS?

Cualquiera que crea en Jesús y lo acepte como su Señor y Salvador. La persona debe de tener la edad suficiente para que pueda creer. La biblia no nos dice la edad que la persona debe tener para poder ser bautizada, pero si nos enseña que debe de tener la capacidad de creer. Es un error bautizar una persona que no ha creído. Marcos 16:16; Hechos 2:38; 8:36-37; 16:30-34

¿ES BIBLICAMENTE CORRECTO BAUTIZAR NIÑOS?

Si se de niños que todavía no tienen la edad suficiente para creer, la respuesta a esta pregunta es, no. Por ejemplo un niño de uno, dos, tres, cuatro y aún de cinco años no debe ser bautizado porque es evidente que no puede creer. La práctica de padrinos en el bautismo es invención humana, en los asuntos religiosos espirituales, es el individuo siempre quien debe ser responsable de sus actos y sus decisiones. En el Evangelio se nos relata el incidente cuando las madres llevaron a sus hijos a Jesús, pero para que los bendijera, no para que lo bautizara. Mateo 19:13-15

¿POR QUÉ ALGUNAS IGLESIAS BAUTIZAN NIÑOS?

Es porque ellas enseñan la doctrina de la regeneración bautismal. Según esta doctrina, los niños nacen con la mancha del pecado original y el bautismo les borra esa mancha. Pero según la Biblia sólo la sangre de Jesucristo puede limpiar.

Si deseas más información o registrarte para la próxima fecha de bautismos llena el siguiente formulario. También puedes llamar o enviar un correo a:
(305) 594-9160 ext. 124
conexion@iglesiadoral.org