Muchas felicidades por tomar esta decisión tan poderosa de recibir al Señor Jesús como tu Señor y Salvador.
No es la religión, ni los actos de bondad, no es el purgatorio, ni la reencarnación lo que salva. La Biblia dice que todo aquel que crea que Jesucristo es el Señor, ese tendrá la vida eterna.

Haz esta oración con todo tu Corazón:

¡Señor Jesús! yo te recibo ahora como mi Señor y Salvador, perdóname por todos mis pecados, me arrepiento. Amén

Si hiciste esta oración ¡Muchas felicidades! es la mejor decisión que has hecho.
¡Bienvenido a la familia de Dios!

Llámanos o llena el siguiente formulario, queremos saber de ti.

(305) 594-9160
conexion@iglesiadoral.org